PRENDA DE PIEL/CUERO

La prenda de piel se adapta al cuerpo y a medida que se vaya usando irá dando de sí.

LIMPIEZA

- Manchas en general: Utilizar una goma de caucho especial que venden en tiendas especializadas, o bien, con un trozo de espuma muy suave, limpia y humecedida en un barreño de agua sin jabón (éste podría ser muy agresivo y afectar a la piel). Frotar muy suavemente sin apretar y luego dejar secar en percha en su posición natural en un lugar ventilado.

- Barro: Dejar secar la prenda totalmente y después cepillar.

- Manchas de grasa: Aplicar polvos de talco hasta absorber la humedad, dejar secar y por último cepillar.

MANTENIMIENTO

- Para hidratar el cuero, una vez limpio y seco, untar con un trapo limpio en una crema hidratante neutra o con un producto hidratante indicado para ello, de venta en tiendas especializadas, cogiendo poca cantidad para que absorba bien y no saturar de crema la piel. Tras aplicar la crema colgar en percha en su posición natural y dejar secar.

- Recomendamos limpiar e hidratar tu mono al menos una vez al año. Si el mono lo utilizas con mucha frecuencia, el plazo lo puedes reducir a 2 ó 3 meses. Importante realizar la limpieza e hidratado varios días antes de ponértelo, ya que el mono necesita secarse.

- Para guardar utilizar producto antipolillas.

- La anchura de la percha para colgar monos y chaquetas debe ser la misma que de hombro a hombro. 

- No cubrir la prenda con un material que no transpire, la piel necesita transpirar.

- No guardar diferentes prendas de piel en contacto unas con otras, sobretodo en caso de alta humedad en el ambiente.

PRENDA DE CORDURA

La prenda de cordura está revestida de un tratamiento especial resistente al agua, por lo que habrá que tener algunas precauciones a la hora de la limpieza para no dañarla.

LIMPIEZA

- Quitar las protecciones.

- Lavar a mano o a máquina en programa corto para ropa delicada con agua fría.

- Usar detergente para ropa delicada sin suavizante.

- Secar al aire libre a la sombra.