Error 404 - Monosdemoto.net

¿Qué botas de moto comprar? Consejos que te ayudarán a acertar

 

Llevar un buen equipamiento de moto es fundamental para ir protegidos ante cualquier contratiempo que podamos sufrir en la carretera, y dentro del equipamiento, las botas de moto desempeñan un papel protagonista, no solo por ofrecer una protección superior a nuestros pies, sino también porque nos permiten cambiar de marcha con mayor comodidad.

El problema es que hay tantos modelos en el mercado, que comprar unas botas de moto y acertar se convierte en una tarea realmente complicada, lo que hace que finalmente acabemos comprando unas botas que no nos protegerán lo que deberían en caso de caída.

Uno de los principales problemas que surgen al comprar botas de moto, es que mucha gente da una mayor prioridad a la estética que a la seguridad, lo que es un grave error.

Conscientes de ello, a continuación vamos a solucionar la duda de qué botas de moto comprar, dando unos consejos que te ayudarán a acertar.

 

Botas de caña corta o de media caña: ¿Cuál es la mejor opción?

 

Cuando vamos a comprar botas de moto, nos encontramos con dos modelos diferentes entre los que elegir: las botas de caña corta o de media caña. ¿Qué opción es mejor?

En cuanto a seguridad se refiere, las botas de moto de media caña son la mejor opción sin ninguna duda, ya que este tipo de botas llegan hasta la mitad de la espinilla, lo que te ofrece una mayor protección y además restringe el movimiento del tobillo, lo que es uno de los puntos más importantes a la hora de elegir unas botas de moto.

Por otro lado están las botas de moto de caña corta, que es cierto que pueden resultar más cómodas y ligeras, pero sin duda son mucho menos seguras. Esto hace que si no utilizas demasiado la moto, o si únicamente la utilizas para trayectos cortos, las botas de caña corta pueden ser una buena opción, pero deberías evitarlas si te gusta salir de ruta, hacer viajes largos o rodar en circuitos profesionales.

La principal diferencia entre las botas de caña corta y las botas de media caña está básicamente en romperte el tobillo o no, ya que con las botas de caña corta el tobillo está al aire y golpearía directamente contra el asfalto o se torcería con mucha facilidad, en caso de caída. Por el contrario, con las de media caña el tobillo estará perfectamente protegido, reduciendo las posibilidades de sufrir una lesión.

 

 

¿Qué botas de moto comprar? Protecciones que sí o sí deben llevar 

 

Independiente de que se trate de botas de caña corta o media caña, existen una serie de requisitos que todas las botas de moto deben cumplir para garantizarnos la mayor seguridad y protección en caso de caída.

Lo primero es que las botas deben ser de cuero, que es el material más seguro y resistente sin ninguna duda, y aguantará perfectamente la abrasión del asfalto ante una caída, incluso a las más elevadas temperaturas. Asimismo, la suela de las botas de moto debe ser cuanto más gruesa mejor, para hacer frente a la abrasión, pero hasta un determinado límite, más allá del cual podemos perder la sensibilidad en los pies o flexibilidad de movimientos.

Es importante encontrar el grosor adecuado que mantenga el equilibrio necesario entre seguridad, comodidad y practicidad.

También es importante que tengan punta de acero, así como que incorporen una talonera para facilitar el cambio de marchas, y así proteger nuestros pies y evitar el desgaste prematuro de las botas.

En cuanto a las protecciones exteriores de las botas de moto, existen algunas que se muestran innegociables:

  • Protección exterior en el talón de Aquiles, empeine y en los laterales.
  • Deslizadera lateral por si tocas el asfalto. De esta forma, se evita dañar la bota, además de prevenir engancharse en el asfalto.
  • Punta de acero, para evitar el aplastamiento por peso de los dedos del pie.
  • Suela antideslizante en asfalto con aceite y/o grasa.
  • Interior confortable y cómodo, como un guante.

 

Conclusión

 

Como ves, las botas de moto tienen una importancia mucho mayor a lo que puede parecer en un primer momento, ya que no hay que olvidar que los pies son la parte del cuerpo más cercana al asfalto cuando montamos en moto. Ahora que ya sabes qué debes tener en cuenta al comprar unas botas de moto, hazte con las tuyas y disfruta de la máxima seguridad en la carretera.

Deja un comentario